NAS – ¿ qué es ? ¿ para qué sirve?

Publicada en Publicada en Hardware, Internet

NAS, o Network Attached Storage, son dispositivos de almacenamiento masivo externo, conectado por red.

Con la cantidad de periféricos que a día de hoy tenemos en el mercado se hace necesaria una definición muy concreta de lo que es un NAS.
NAS proviene de network-area storage, que viene a significar algo así como almacenamiento en red. Es precisamente ésta la característica que diferencia a un NAS de cualquier otro dispositivo de almacenamiento, la interfaz de conexión es la red local, generalmente Ethernet o cable de red RJ45.

Esto implica que los NAS suelen ir conectados a una red o router diréctamente, con el incremento de velocidad que ésto supone: la implementación de una red gigabit ha mejorado notablemente éstos equipos. No obstante, en la realidad las tasas de transferencias de estos dispositivos suelen ser menores, rondando los 30 o 40 MB/s, pues existen numerosas trabas y complicaciones que limitan esa velocidad.

Aunque existen varias configuraciones posibles, la más generalizada es conectar el NAS a nuestro router. De esta forma obtendrá conexión directa tanto a la red local (es decir, a otros ordenadores de la red) como a la propia Internet, en el caso de que queramos utilizar algunos de los servicios y funcionalidades que suelen venir implementadas.

Algo que los NAS ofrecen de una forma muy sencilla es la posibilidad de compartir información en una red local, generalmente mediante una unidad de red accesible a través de cualquier ordenador. Ésto puede ser de gran utilidad, por ejemplo, para una pequeña oficina en donde se quiere tener un pequeño servidor de datos, todo centralizado, con cierta velocidad y sin requerir conectar un dispositivo cada vez que queramos guardar o cargar algo. Por supuesto requerirá una instalación previa, pero suele un proceso bastante sencillo.

Es una opción muy válida a la hora de necesitar realizar respaldos/backups sin tener que tocar, abrir un actual servidor, y utilizando la red para el pasaje de datos.

Otros aspectos más técnicos

Poseen un robusto sistema de archivos por la que el porcentaje de que algún archivo resulte dañado por alguna operación de entrada/salida sea
realmente muy bajo. Además, la gran mayoria de NAS del mercado poseen un mínimo de 2 bahías para almacenar *discos duros* y pueden
configurarse en modo RAID 0 espejo .

Se pueden crear niveles de acceso a usuarios como los harías en un servidor, como por ejemplo dar permisos de lectura y escritura a un
grupo de usuarios en una carpeta, etc; así como también configurar respaldos externos.

Estos equipos cuentan con procesadores y memorias, así como también siempre se sugiere que tengan su propia UPS, y conexión directa al cableado de la empresa.

nas